Actualidad

Yo quisiera

9 de octubre, 2021

Por: Roman Ibarra

A medida que pasan los días crece la desesperanza de la ciudadanía, en razón de que no existe la construcción de políticas públicas que alivien el sufrimiento de la población en cuanto al acceso a los servicios públicos esenciales, se refiere.

No se ve por ningún lado –en términos generales- la acción de gobiernos responsables (nacional, regional, o municipal) en cuanto a satisfacción de la demanda social.

Hay gran desconexión entre la acción gubernamental, y la demanda ciudadana; en muchos casos no existe representatividad de todos los sectores en los órganos de elección popular, producto de la abstención recurrente, con lo cual, desaparece también el contraste de ideas y discusión de los problemas reales de la población.

Tenemos encima una campaña electoral para escoger mediante el voto a nuestros gobernadores; alcaldes; diputados a los concejos legislativos regionales y concejales, y frente a ello hay varias opciones, determinadas así: los candidatos del gobierno, luego de las diferencias expresadas internamente, ya tienen de manera disciplinada su plantilla de candidatos a cada cargo

Por su parte, la  oposición tiene tres tendencias, antagónicas entre sí, atomizadas, y divididas entre quienes antes eran abstencionistas porque sí, y ahora participan a regañadientes con mucho financiamiento externo; los que nunca renunciaron a la vía electoral, a pesar de los insultos, con menos recursos económicos y mediáticos, y los radicales extremos, para quienes no importa que condiciones electorales haya, prefieren seguir en la elaboración de clichés para justificar su nueva abstención.

En medio de tanta discordia, pierden más tiempo en continuar la pelea entre factores de oposición, dejando que los candidatos del oficialismo, a pesar de estar huérfanos de ideas, y obra concreta, corran solos sin contrapesos.

Haber abandonado espacios determinantes como la AN; las presidenciales, las de gobernadores y alcaldes, y por continuar en la equivocación de un ¨gobierno interino¨ que no gobierna nada; ilegal, y absolutamente opaco en el manejo de los recursos obtenidos por la ayuda internacional, y el control de empresas de la República, destruye la confianza depositada, y por ellos burlada.

De ese capital político inmenso solo quedan escombros, y muchas preguntas por responder en cuanto a la rendición de cuentas que los venezolanos exigimos. Unos payasitos declarando estupideces desde Europa, EEUU, y otras latitudes; viviendo a cuerpo de Rey sin trabajar, y además con un lenguaje confuso; engreído; extremista, y extraviado políticamente.

Todavía esos extraviados pretenden dictar cátedra acerca de como dirigir la política en Venezuela, luego de quedar en evidencia como los responsables del descalabro de la oposición en nuestro país.

Es de advertir que en medio de ese ambiente descompuesto que es hoy la oposición, hay figuras excepcionales que por su trabajo merecen apoyo de la ciudadanía, tras haber sido abandonada por el oficialismo en estos 23 años de gobierno ininterrumpido, y también por esa oposición desfigurada.

Por eso, yo quisiera ser tachirense, y apoyar en su campaña a esa mujer luchadora, y representativa de la mujer venezolana, como es Laidy Gómez, cuyo triunfo deseo con emoción.

Yo quisiera ser larense también y acompañar a Henri Falcón, trabajador incansable, que no se rinde frente a los ataques del gobierno, ni los de los necios divisionistas de la oposición.

Quisiera ser de Bolívar, acompañar y apoyar a Américo de Grazia, quien luego de reconocer su error abstencionista, ha venido a la lucha electoral con humildad; a trabajar por su gente.

Quisiera ser maracucho, tierra que amo tanto como a todos los estados y municipios de la República, para apoyar con todo el corazón a Juan Carlos Fernández, quien se cansó de pedir primarias, pero la visión autoritaria quiso imponer a otro candidato.

Mirandino para apoyar a Mario Valdez, frente al odio de los iguales.

Yo quisiera un país gobernado en todos los estados y municipios por los mejores, y más dignos representantes del ciudadano decente.

 

@romanibarra

 

El Reporte Global, no se hace responsable de las opiniones emitidas en el presente artículo, las mismas son responsabilidad directa, única y exclusiva de su autor.