Una confrontación canalla y miserable

25 de marzo, 2021

Por: Jesús Seguías

Todo el alto gobierno está vacunado. Piensan que sin ellos el país no sobrevive. Típica actitud de la oligarquía del poder. Por eso les importa un bledo poner obstáculos al ingreso de la vacuna. Eso es una canallada. Creen que la prioridad es definir quién manda en Venezuela.

Comenzaron bien y terminaron mal. Hubo acuerdos básicos para adquirir millones de vacunas. Ahora Maduro vuelve al ataque y dice que Guaidó es ladrón. Guaidó dice que Maduro es criminal. 30 millones de venezolanos contemplan estupefactos e indignados esta bochornosa confrontación.

Para acabar con esta confrontación política miserable, sugiero que no se aplique la vacuna AstraZeneca (Ok), y que las vacunas se distribuyan y apliquen a través de la Cruz Roja y las iglesias (católica, protestante y anglicana). Hay que pensar en el país, por el amor de Dios.

Si Maduro, quien no puede controlar a sus extremistas, decide darle una patada a la mesa, la obligación de Guaidó no es azuzar la confrontación con insultos sino pedir a Maduro que reflexione, que se baje del ring y piense en los millones de venezolanos acosados mortalmente por el COVID. Esa es la conducta que lo puede reivindicar ante un país que lo rechaza tanto como a Maduro y que está cansado de la camorra miserable. Quién lo está asesorando?

 

@JesusSeguias

 

El Reporte Global, no se hace responsable de las opiniones emitidas en el presente artículo, las mismas son responsabilidad directa, única y exclusiva de su autor.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: