Un engaño continuado

28 de enero, 2020

NO HABRÁ INVASIÓN MILITAR EXTRANJERA. Hermano venezolano usted que  vive, que padece, que sufre en carne propia aquí en Venezuela los embates de la crisis provocada por el peor gobierno de nuestra historia, no se deje engañar nuevamente por ALGUNOS de los venezolanos que están en el exterior y que no les interesa la suerte que corramos los que seguimos aquí (por cierto, la gran mayoría de los venezolanos que están afuera no son así, aman al país y anhelan regresar). Es mentira. Los marines USA no vienen.

Todos los países del planeta incluyendo a EEUU señalan que la salida debe ser “pacífica, Constitucional, negociada y a través del voto libre”. No existe ni un solo país de los 194 que conforman el globo terráqueo que señale algo diferente a una salida negociada y por la vía electoral. ¡Ni uno solo! Y eso no es casual, los países saben muy bien que la violencia no es la solución, sino que por el contrario es el verdadero problema, en especial los que han pasado por guerras civiles, entre países e invasiones. En la violencia todos pierden.

Factores del G4 y la oposición radical nos vienen engañando desde el 2018 con que Maduro saldría con: abstención, levantamiento militar, invasión USA, el Tiar, estallido social o con gritar en la calle “vete ya”. NOS ENGAÑARON ADREDE, CONSCIENTEMENTE DE LO QUE HACÍAN. Son perversos, calculadores y manipuladores.

Hay grupos dentro y fuera del país interesados en que se produzca una salida de facto, una salida violenta para “pescar en río revuelto” y poder llegar al poder, es el caso de un sector de Voluntad Popular, de Primero Justicia y de Vente Venezuela. Solo les interesa llegar al poder como sea, a como de lugar. No les interesa Venezuela y mucho menos el pueblo humilde (que es la gran mayoría), solo sus ambiciones personales, grupales y partidistas. Son tan AUTORITARIOS y PERVERSOS como el gobierno de Maduro, como el chavidurismo. Su razón de ser es la consecución del poder a costa de lo que sea.

Entendamos que el momento histórico que nos tocó vivir nos exige ser 100% realistas, pisar tierra, no vivir de falsas promesas, no dejar que nos sigan vendiendo fantasías. De este autoritario, perverso y criminal gobierno solo saldremos con INTELIGENCIA, la fuerza bruta, la violencia la controlan ellos, el gobierno, el chavidurismo. Nuestra mayor y principal fortaleza es ser la gran mayoría (el 80% los que adversamos al gobierno, al chavidurismo). Ahora, esa fortaleza solo nos sirve, solo le podemos sacar provecho en función de salir de esta pesadilla por lo vía electoral. Si la gran mayoría de ese 80% (de los que vivimos en Venezuela y de los que puedan en el exterior) VOTAN en cualquier proceso electoral, NO HAY VENTAJISMO, NI TRAMPA que pueda lograr superar esa real fuerza de la gente movilizada en la calle y no inerte en su casa que es la abstención.

Son millones y millones de votos, tal cual sucedió en 2007, cuando Chávez estaba en su mejor momento de popularidad y le ganamos el referendo constitucional, Igualmente y a pesar del ventajismo y las trampas del gobierno ganamos por paliza la AN en 2015 y de la misma forma hemos obtenido victorias importantes en alcaldías y gobernaciones de todo el país. Claro, cuando hemos superado la abstención en la oposición, que siempre ha tendido a ser alta.

Nunca se nos olvide, ni por un segundo, el 2005 cuando por la oposición no votar el chavismo se apoderó del 100% de la AN y nombró todos los poderes. En los últimos 2 años el G4 y los opositores radicales nos hundieron en la abstención con el engaño de que gracias a ella Nicolás Maduro saldría “rapidito” del poder, pero hemos evidenciado y sufrido en carne propia las consecuencias nefastas de ese vil engaño que en este año 2020 quieren reeditar. Con la abstención jamás hemos logrado NADA, solo regalarle los espacios de poder al chavidurismo. Cuando nos abstenemos ellos ganan poder y nosotros nos quedamos SIN NADA, “sin el chivo y sin el mecate”. ¡Tenemos que despertar ya!. Reagrupar fuerzas, propiciar el debate plural sobre el los planes y las estrategias a seguir. Aislar a los grupos radicales, a los violentos, a los no democráticos. Hacer uso de esa fortaleza que tenemos como lo es el ser más del 80% opositor y convertirla en avalancha de votos, para que tenga sentido. Que al igual o mejor que en 2015 arrase en la AN.

Las parlamentarias corresponde celebrarlas este año 2020 conforme a la Constitución. Ya el chavidurismo se ha preparado en todo el país para ganarlas. Están moviendo toda su maquinaria, militancia, poder mediático y económico, y ventajismo gubernamental.

Si no participamos, si no votamos masivamente y nos quedamos sentados en casa de brazos cruzados solo esperando la “invasión militar extranjera”, que nos promete un sector del G4 y la oposición radical, al final del año tendremos a Maduro todavía en el poder, pero, ahora sí, con todos los otros poderes bajo su control porque le habremos cedido, regalado lo último que nos queda como lo es la AN. Y el saldo será de cero para la oposición, con Maduro en Miraflores más atornillado que nunca. Nosotros sin AN y peor de lo que estamos, porque al igual que en 2018 y 2019 no habrá ni golpe, ni invasión, ni Tiar, ni “vete ya”, ni “calle sin retorno”. Ah, eso sí, muchas, muchas sanciones generales para Venezuela que solo afectan al pueblo, a los más vulnerables.

Los sectores que hoy lideran la oposición vienen recibiendo mucho, muchos millones de dólares (aún que insistan en ocultarlo o decir q ese dinero no lo manejan ellos. Los dueños de las “fundaciones” que lo manejan son ellos mismos), es un hecho público y notorio, recursos de los cuales se niegan a rendir cuentas.

Esos recursos en dólares que reciben de EEUU y otros recursos en euros que reciben de países europeos, ellos, los que tienen el monopolio de la conducción de la oposición en Venezuela, el G4, han pedido al mundo entero dichos recursos para la “lucha” por el rescate de la democracia, pero fundamentalmente para “ayuda humanitaria” que por cierto no se ve. Hermano venezolano “con el corazón en la mano” y siendo objetivos respóndase a usted mismo: ¿conoce a alguien que haya recibido la ayuda humanitaria en 2019?.

A quienes preguntamos ¿qué se ha hecho con esos recursos? nos atacan salvajemente por las redes sociales, con todo el poder de sus laboratorios mediáticos con sede en Miami, para intentar descalificarnos y difamarnos. Nos acusan de “vendidos”, “traidores” (¿traidores a qué o quién?) y “colaboracionistas”, el objetivo que persiguen es claro, enlodar la reputación de todo los que cuestionemos, preguntemos, denunciemos y exijamos la rendición de cuentas que corresponde, tal cual como también se la exigimos constantemente al gobierno de Maduro. Ambos, no rinden cuentas al país.

No les convenimos a sus oscuros y perversos intereses de poder y económicos. Les conviene económicamente que la crisis del país se mantenga. Mientras esté presente la crisis ellos seguirán recibiendo millones de dólares y de euros. Seguirán manejando de manera oscura y conforme a sus interese personales y partidistas dichos recursos y no para lo que realmente son donados, la ayuda humanitaria y la real lucha para el rescate de la democracia en Venezuela.

Hermanos venezolanos, esa es la realidad NOS GUSTE O NO. Aquí está expuesta para el que la quiera analizar, evaluar, reflexionar con objetividad, sin fanatismos. Las evidencias están frente a nuestras narices, dos años 2018 y 2019 de falsas promesas, de retóricas y mantras completamente inútiles, Dos años de engaños y pérdida de tiempo. Solo hay una forma real de salir del chavidurismo, en mediano plazo (no hay salidas rápidas), es transformar esa gran mayoría del 80% en verdadera fuerza electoral. El voto masivo que ha comprobado que puede superar cualquier trampa.

Los verdaderos demócratas, los que respetamos las diferencias y no hablamos de exterminar, de aniquilar a los que piensan distinto a nosotros, afortunadamente somos la mayoría en Venezuela. Exijamos a quienes conducen hoy la oposición que rectifiquen y que cambien la ruta de las aventuras por la de la NEGOCIACIÓN y el VOTO. Solo así podremos acumular fuerzas y espacios de poder para lograr salir del chavidurismo en un mediano plazo. Todo lo diferente a eso que nos han vendido vendiendo durante estos últimos años es simplemente un engaño perverso. ¡Basta de engaños! y ¡vamos todos a votar! para a Venezuela poder recuperar.

@JoséRiosLugo

A %d blogueros les gusta esto: