Por qué no llegan los marines

12 de junio, 2020

Micro Análisis / Jesús Seguias

1. Ante la impotencia y la desesperanza, muchos venezolanos están aferrados a una constante invocación a los “marines” estadounidenses para que expulsen a Maduro del poder.

2. Pues bien. Hay que comenzar diciendo que jamás la Casa Blanca contempló el envío de tropas a Venezuela. Jamás. Y ahora, con la crisis de la pandemia, nadie está estimando arriesgar recursos económicos y humanos en aventuras militares internacionales. Nadie. Y eso lo sabe toda la dirigencia opositora.

3. Los venezolanos debiéramos saber que la última acción militar internacional de los Estados Unidos fue en Libia. Allí los libios se pusieron al frente de la guerra, y los Estados Unidos detrás. Jamás al revés. Y USA se limitó a apoyar con drones y misiles mar-tierra. Hoy Libia sigue sin tener paz y fragmentada territorialmente.

4. También debemos saber que la experiencia de USA en Irak, Afganistán, y mucho antes en Vietnam ha dejado dolorosas lecciones a la sociedad estadounidense. Una de ellas es no ir más nunca a una guerra si no hay poderosas razones que lo obliguen. Y Venezuela aún no cumple con el protocolo de guerra de USA.

5. Asimismo es necesario saber que el Congreso de los Estados Unidos anuló la capacidad presidencial de declarar la guerra a Irán sin la previa autorización de ambas cámaras. Y en esa poderosa institución tampoco hay consenso para enviar marines a Venezuela. Eso también lo sabe toda la dirigencia opositora.

6. Claro que USA tiene capacidad infinita para pulverizar el palacio de Miraflores, a todos los cuarteles del país y a todos los que estén dentro de esos espacios también. Y por supuesto que hay ganas de castigar severamente al chavismo gobernante. Pero ese no es el problema.

7. El problema es quién se hace cargo del país luego de esos ataques militares estadounidenses sin participación de tropas. Aquí es donde se tranca el juego. Y los estadounidenses (al igual que los colombianos y los brasileños) no están dispuestos a hacerlo. Por eso es que no han actuado militarmente contra Maduro.

8. Más de 5 mil estadounidenses perdieron la vida en la guerra en Irak. Expulsar a Saddam Hussein del poder, a través de una guerra convencional, les costó menos de 500 muertos. Todos los demás, casi 5 mil, murieron en la “Guerra Asimétrica”, tratando de restablecer el orden después de la salida del dictador.

9. Y lo peor: aún Irak sigue incendiado. Descubrieron que la salida de Hussein no debió ser el único objetivo. USA ya se retiró de Irak, dejando a los iraquíes casi solos frente a ISIS y Al Qaeda.

10. Aunque muchos no lo crean, Donald Trump es enemigo de las intervenciones militares estadounidenses en el exterior. Eso ha sido parte de su narrativa política. Él milita en la tendencia “aislacionista” estadounidense. Su posición ante Europa, Siria, NorCorea, y Afganistán así lo confirma.

11. En Venezuela, desde el fracasado golpe militar del 11 de Abril, el chavismo gobernante dio un vuelco radical a la filosofía de la institución militar. Desde hace más de 15 años vienen preparándose para la “guerra asimétrica”. Y justo es a eso a lo que temen en el Pentágono, en Nariño, y en Itamaraty.

12. Reitero. La traba no consiste en expulsar a Maduro del poder por la fuerza de las armas sino en las CONSECUENCIAS que ello generaría. En la Casa Blanca no actúan con el hígado cuando se trata de ir a la guerra. Lo piensan muy, pero muy bien.

13. Sólo una amenaza real a su seguridad nacional es lo que puede cambiar las decisiones. Y en la Casa Blanca no necesitan que los venezolanos se desgañiten en las redes sociales diciendo que el narcotráfico y el terrorismo iraní-venezolano están amenazando a America para salir corriendo a ocupar a Venezuela.

14. Los Estados Unidos conocen perfectamente cuáles son los hilos de una amenaza real. Y Venezuela aún no lo es. Y dudo que Maduro sea tan estúpido para convertirse en una amenaza real a la seguridad de los Estados Unidos (y mire que aún hay muchos opositores que siguen subestimando a Maduro).

15. Nicolás Maduro pertenece a la escuela de La Habana. Y Cuba lleva más de medio siglo conviviendo a duras penas con los Estados Unidos sin pasarse de la raya. Y allí siguen. Y ese el status geopolítico que quiere conquistar Nicolás Maduro.

16. El chavismo gobernante se propuso la “cubanización” de Venezuela ante el concierto internacional. La clave para ellos esta en resistir, resistir y resistir a pesar de las adversidades. Quieren vencer cansando al enemigo.

17. Algunos dirigentes opositores (que ya saben que no llegarán los “marines” a Venezuela), están pidiendo entonces que USA haga el trabajo duro (sacando a Maduro del poder por la vía de drones y misiles) para dejar que los militares chavistas, los que han arruinado el país (pues ellos son el poder real), los acusados de delitos de todo tipo sean los encargados de poner orden en el país. Lo están diciendo en serio? La verdad es que cuesta creerlo.

18. Es hora de pisar tierra. Es momento que la dirigencia opositora (comenzando por Juan Guaidó) le hable claro a los venezolanos. No pueden seguir alimentando falsas expectativas, cuyos resultados seguros serán mayor desesperanza y éxodo. Y estos males lo que hacen es debilitar aún más a la oposición.

19. Si los venezolanos no están preparados para asumir la guerra con todas sus consecuencias, si no habrá intervención militar internacional, si no habra golpe militar, entonces lo mejor que queda es salir de las zonas de confort que brindan las redes sociales y comenzar a hacer política propia, exenta de aventuras irresponsables. Hay que abandonar la pereza política.

20. Hay mucho por hacer en materia política. Allí esta un pueblo desesperanzado y sufriendo al extremo, esperando con ansiedad una narrativa que les genere confianza y certidumbre. La mentira no es el camino. Y eso implica mucho, pero mucho liderazgo. A trabajar rápido pues, porque las opciones se están cerrando.

@JesusSeguias

A %d blogueros les gusta esto: