La conjura de los cultores del fracaso

16 de noviembre, 2020

El declararse INCAPAZ desdibuja, desdice al venezolano y desconoce a la vez lo que nos ha caracterizado durante toda nuestra historia contemporánea. Desde la lucha por la independencia hasta la lucha por llegar a la democracia contra el dictador Marcos Pérez Jiménez. 

El venezolano siempre le ha hecho honor a ese decir del llanero: “Somos del tamaño del compromiso que se nos presenta”. Pero, un sector de la oposición con mucho poder financiero y mediático se declaró INCAPAZ: “No podemos solos” y entregó así a otras naciones, a intereses foráneos las riendas de nuestra lucha por sacar a Venezuela de este atolladero.

Esos venezolanos simplemente optaron, para “salir de los malos”, por convertirse en aquello que dicen combatir. Abandonaron las herramientas, las armas propias de los demócratas (diálogo, acuerdos políticos y vía electoral) y adoptaron la de los tiranos para “luchar por el rescate de la democracia”

Para “salir rápido” del chavismo tomaron atajos, se fueron por trochas de aventuras violentas, falsas expectativas, autoengaños y fantasías que solo han conducido a 21 años de ROTUNDOS FRACASOS. Desde el golpe de Estado de Carmona “el breve” en el 2002, pasando por el paro petrolero, la abstención 2005, las guarimbas 2014, el: “Te quedan 6 meses Maduro” de enero 2016, la salida 2017 (con 170 muchachos asesinados), la abstención del 2018, el: “Si o si” de febrero 2019, el golpecito del 30A-2019 y la joya de la corona, la Operación Gedeón de marzo 2020. PUROS FRACASOS.

Hoy, son esos mismos personajes fracasados, quienes una vez más, sin planes coherentes, sin estrategias, sin aún tener claro el norte y nadando en una mar de interminable improvisación proponen como solución, como salida, como “lucha”, como santo remedio para “sacar al tirano” una barajita repetida y de pasó fracasada (J-2016). Como lo es “La consulta”

Toda consulta es importante y necesaria, pero tal y como está concebida esta “consulta” y las falsas expectativas sobre ella que le han vendido al sector que les sigue y que les cree todos sus cuentos chinos. Y lo más importante que NO ES VINCULANTE, como tampoco lo fue la del 2016 y sí excluyente del chavimadurismo. Es un simple yo con yo que la convierte  sin duda alguna en “Crónica de una muerte anunciada”

Pero, no conformes con eso, el campeón de los fracasos, el errático e irreflexivo extremismo opositor se empeña en sabotear la lucha de los sectores de la oposición que sí son democráticos porque luchan con las herramientas, con las armas propias de los demócratas.

El extremismo apoyado en su inmenso poder financiero y mediático utilizando sus laboratorios de guerra sucia, de fakes news en redes y medios, así como el pagar a influencers, se dedica 24/7 a descalificar, difamar y hasta amenazar a los dirigentes y partidos políticos, además de a los independientes que están participando como candidatos a diputado en las elecciones parlamentarias de este 6 de diciembre.

Se trata de la conjura de los cultores del fracaso. Con la que persiguen evitar que la oposición democrática tome las riendas de la conducción de la lucha para lograr una transición a la democracia en paz, constitucional y electoral. Su objetivo es mantener su “gobierno encargado” imaginario en el exilio y claramente el respaldo económico y de influencias de +50 países, que por cierto, ya son mucho menos.

La realidad, les guste o no, es que a partir del 5 enero del 2021, una visión diferente de la lucha contra el gobierno autoritario de Maduro, se hará presente en la oposición democrática que nos representará en la nueva Asamblea Nacional. La cual tendrá como principales retos coadyuvar a la solución de los problemas del pueblo y reconstruir el camino que nos conducirá a la transición a la democracia en paz. ¡Todos a votar este 6 de diciembre!

@joserioslugo

 

El Reporte Global, no se hace responsable de las opiniones emitidas en el presente artículo, las mismas son responsabilidad directa y exclusiva de su autor.

A %d blogueros les gusta esto: