El servicio de delivery que busca empoderar a las mujeres en Venezuela

  • admin
  • 26 marzo, 2021
  • Comentarios desactivados en El servicio de delivery que busca empoderar a las mujeres en Venezuela

 El Reporte Global

 

Carolina Armada es una venezolana profesional de las ventas con 18 años de experiencia comercializando productos tangibles. Paralelamente a su carrera tradicional estuvo en la búsqueda de una oportunidad de emprendimiento que le permitiera independizarse, pero no fue sino hasta la llegada de la cuarentena que pudo encontrarlo.

“Antes de emprender estaba completamente desligada, me encontraba vendiendo repuestos de aires acondicionados automotrices y todo tipo de repuestos para vehículos”, comenta.

Sin embargo, las ganas de vivir nuevos retos, le hizo buscar nuevas alternativas a pesar de los miedos que le daba salir de su zona de confort.

“Quería vivir una experiencia de emprendimiento, de crear algo, desarrollarlo y a su vez darle la oportunidad a otras personas de formar parte de mi emprendimiento y de generar ingresos”, dijo.

Luego de la llegada de la cuarentena pensó en crear un servicio 100% femenino y así fue cómo surgió Pink Delivery, un servicio de delivery gestionado y operado por mujeres, cubriendo toda la ciudad capital.

El objetivo de Carolina no era solo proporcionar empleo, sino hacer una diferencia. Ante esto señaló: “Vi en el delivery una oportunidad de empoderar a mujeres, dándole formalidad y color a la manera de hacer entregas en la ciudad”, afirmó.

Retos para el delivery femenino en Venezuela

La emprendedora vivió por dos años en Colombia y allí fue donde descubrió la experiencia como usuario a la hora de contratar un servicio de delivery. En su opinión a pesar que en los últimos meses han surgido muchos proyectos en el sector aún no se compara con el potencial de otras naciones.

Al consultarle sobre los retos que vivió a la hora de desarrollar Pink Delivery comentó: “Lo más difícil fue conseguir los medios y recursos para poder arrancar y mantener contento al cliente”, comentó. Una vez que logró obtener el capital inicial se topó con otra problemática a nivel nacional, y es el de la cultura vial.

Ante esto argumentó: “En nuestro país no existen ciclo vías, ciclo rutas como en otras naciones y eso es negativo en cuanto a la seguridad vial de nuestras chicas y todos los motorizados”, indicó.

Esta problemática cultural lo vivió  indirectamente, ya que una de sus trabajadoras sufrió un intento de robo en la avenida libertador donde pretendieron quitarle su bicicleta.

Propuesta de valor diferenciadora

Ante el aumento en  la oferta de servicios de entrega Carolina quiso diferenciarse de su competencia ofreciendo algo más que un delivery. “Incluir a chicas, empoderarlas a prestar un servicio bonito, dedicado, donde puedan contar con nosotros de una forma diferente”, comentó.

La empresaria se ha ocupado de darle una identidad gráfica que les permite sobresalir cuando están en las calles. Actualmente cuentan con un uniforme

Completo, además de tener a su disposición cavas personalizadas para trasladar la mercancía.

Pink Delivery divide sus servicios en tres ramas diferentes:

Entregas: Suelen entregarse principalmente alimentos.

Servicios: En esta rama se hacen entregas de documentos, artículos personales y cualquier objeto que se haya extraviado en algún lugar.

Emociones: obsequios, tortas, flores, entre otros.

Armada resume el servicio que prestan de esta manera: “Buscamos dar un abanico de propuestas que le hacemos al cliente para hacer su vida más fácil”, explicó. Esto ligado al eslogan de la empresa: “No trasladamos solo personas, trasladamos soluciones y emociones.”

 Estrategias de promoción y crecimiento

Para la caraqueña el mejor método de promoción ha sido la recomendación personal. Así lo señala: “No existe mejor publicidad que el boca a boca. Nos ha servido de mucho la recomendación de clientes satisfechos por el servicio”.

En sus primeros meses la empresa fue contactada por Mary Carmen Sobrino, periodista de Venevisión, quien luego de probar el servicio los recomendó por todas sus redes sociales teniendo un gran impacto en sus números.

La imagen ha sido uno de los pilares más importantes de la empresa, por esto es que todo el equipo de Pink Delivery cuenta con un mismo uniforme a la hora de hacer los servicios. “La gente se sorprende al ver el esfuerzo que hacen nuestras chicas para entregar alguna encomienda o mercancía”, afirmó.

Números al cerrar el 2020

Al preguntarle sobre los números al cerrar el año 2020, Carolina Armada se mostró muy contenta con los resultados obtenidos. “Entre julio a diciembre la facturación creció entre un 300 a 350%, pasando de 200 entregas a 2.000 aproximadamente en el mes de diciembre”, indicó.

Una de las razones que explican este crecimiento es porque ha tenido una base de clientes regulares que han sostenido las operaciones mensuales de Pink Delivery. Según Armada, aproximadamente un 85% de los usuarios repite el servicio en las siguientes semanas.

Proyección a futuro

La proyección de Pink Delivery para los próximos meses es muy prometedora, teniendo planes de expansión y nuevos productos por sacar al mercado. “Trato de prepararlo desde ahorita, haciendo diferentes servicios”, comentó.

A juicio de la emprendedora el venezolano se está acostumbrando a comprar desde casa y esta tendencia les ha abierto la posibilidad de expandirse a otras ciudades, aunque todavía no se ha hecho de forma oficial. En estos momentos se encuentran evaluando de abrir sucursales en La Guaira y Valencia, ya que han visto potencial para el negocio.

Entre los nuevos servicios que saldrán en los próximos meses está el de Pink Taxi Caracas, un servicio de taxis conducido por mujeres y solo para mujeres. La profesional de las ventas señaló que ya han tenido algunas clientas, lo que le ha servido para validar la aceptación del producto en el mercado.

Oportunidad de negocio para ellas

Al ser un servicio solo para chicas, cualquier mujer puede tener la posibilidad de formar parte del equipo de Pink Delivery y generar ingresos extras. Ante esto su fundadora comentó: “Solo deben tener un medio de transporte, ganas de trabajar y amabilidad”, subrayó.

Las ganancias se miden en porcentaje, dividiéndose en un 70-30, donde las trabajadoras se quedan con el 70% y la empresa con el 30% restante. Lo mismo sucederá con el servicio de taxis, siendo indispensable contar con un vehículo para poder prestar el servicio.

 Consejos para emprender en tiempos de pandemia

Al preguntarle por 3 consejos para emprender en tiempos de pandemia sugirió:

Paciencia: “Va a haber gente que no te va a apoyar en el inicio”.

Confianza: “Confianza en lo que estás haciendo y el proyecto que estás desarrollando”.

Creer: “Creer en tus habilidades y el impacto que generarás al mercado”.

Los próximos meses Pink Delivery seguirá dando de qué hablar por los nuevos servicios y planes que tienen para su clientela. La promoción de una causa más allá del producto les ha permitido conectar y diferenciarse de su competencia.

 

Fuente El Emprendedor

A %d blogueros les gusta esto: