Actualidad

El programa

18 de febrero, 2022

Por: Eduardo Fernandez

Para lograr el cambio que la mayoría de los venezolanos anhelamos, se necesitan varias cosas: 1.- Una convocatoria seria a la unidad nacional. 2.- Un programa serio, atractivo e ilusionante. Capaz de movilizar a los ciudadanos. 3.- Una organización eficiente. 4.- Una estrategia inteligente y 5.- Trabajo, mucho trabajo. Abandonar la flojera cívica que nos lleva a soñar con soluciones mágicas: golpes militares o invasiones extranjeras. Somos nosotros, los venezolanos, los que tenemos que recuperar a nuestro país.

Hoy quiero detenerme en el tema del programa. Debe reunir tres características: claridad, brevedad y sencillez. Además, debe ser ilusionante y movilizador.

En el Centro Internacional de Políticas Públicas (IFEDEC), por encargo del Movimiento Unión y Progreso, hemos intentado una aproximación a lo que podría ser un programa mínimo común.

La propuesta programática debe incluir por lo menos cinco puntos: 1.- Cambio Político Institucional. 2.- Cambio Económico. 3.- Cambio Social. 4.- Servicios Públicos y 5. Cambio Moral.

El cambio político institucional supone abandonar la cultura de la confrontación y de la polarización y promover una cultura del consenso y de la colaboración en todo aquello que contribuya al progreso y al bienestar de los ciudadanos y del país.

Supone también, promover la plena vigencia del estado de derecho. La primacía de la Constitución Nacional. El respeto a los derechos humanos, la independencia y autonomía de las ramas del poder público: un gobierno que gobierne, una Asamblea que legisle y controle la marcha de la administración pública y un poder judicial que merezca el respeto y el acatamiento de la opinión nacional. Un gobierno sin presos ni exilados políticos y sin intervenir arbitrariamente a los partidos políticos para colocarlos a su servicio. Acabar con el ejercicio arbitrario, prepotente y abusivo de los que mandan.

El programa político debe incluir un compromiso serio a favor de la descentralización, de la regionalización y de la municipalización del poder público. Traslado de competencias y transferencia de recursos a gobernaciones y alcaldías.

El programa político debe incluir el compromiso de darle al país una Fuerza Armada moderna, bien equipada, profesional, al servicio de la Nación y de su seguridad y nunca al servicio de un partido político. Una fuerza Armada que cuente con el afecto y el respeto de la población.

Una política internacional de amistad con todos los países del mundo y particularmente con aquellos que han sido tradicionalmente más amigos como los de América Latina, los Estados Unidos, Europa Occidental, etc.

Seguiremos conversando.

@EFernandezVE
Twitter: @ifedecve
Instagram: @Ifedecvenezuela
Facebook: @ifedecVZLA

 

El Reporte Global, no se hace responsable de las opiniones emitidas en el presente artículo, las mismas son responsabilidad directa, única y exclusiva de su autor.