El olvido a los flautistas

6 de octubre, 2021

Por: Teódulo López Meléndez

Las primeras decisiones deberán, en buena parte, ser modificadas por las segundas decisiones. Una cosa son los enunciados y otra los que elegiremos. El discernimiento obliga a superar la mera condición de elector para ser algo más, si es que el país en su conjunto logra visualizar que estamos ante una elección que va más allá del mero nombramiento de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales.

El estentóreo fracaso obliga, no sólo por primera vez en mucho tiempo a un recuento real y verídico de la alineación de las fuerzas, sino a una siembra de un liderazgo emergente. Estamos ante un caso de implosiones, de caída de mitos y leyendas, de falsos liderazgos y de invenciones a la manera que se las fantasearon los trovadores.

El país está obligado a liberarse, a votar por encima de gríngolas y tapaojos, realmente obligado a elegir. El país debe dejar de lloriquear y de seguir utilizando esas expresiones que se leen en las redes, tales como “se me quitaron las ganas de votar”. El país debe asumirse como el poder, como el verdadero poder, por encima de cúpulas y malacrianzas, como esa de “no apoyaremos a nadie que se haya apartado de nuestro glorioso partido”.

El país es el que impone y la manera de hacerlo es eligiendo al mejor que tenga más chance de ganar, sacudiéndose los absurdos límites de una más absurda lealtad a los dictadores de la democracia. El país demuestra madurez y conciencia el 21N o nuestra situación desmejorará aún más.

Esto excede a una mera selección de gobernantes regionales y locales. Esto equivale a sentar pilotes de un mañana posible. Un igual a proclamar no somos manipulables y asumimos la sacudida acercándonos a una democracia sin patrones látigo en mano. Equivale, por supuesto, a la determinación de una vía, la electoral, y a un llamado a la trituración de los odios sin olvido de los delitos. Lamentablemente para quienes hicieron lobby en contra, la UE viene a verlo, a certificar la disolución de los fantasmas y a mirar el exacto sitio donde estamos parados.

El país debe decidir si el 21N llora inconsolable lugarcomunismos como “perdimos por la división” o si se siente satisfecho de haber hecho como hace un país, eligiendo, no haciendo reverencias grotescas. La siembra tiene fecha.

@tlopezmelendez

 

http://teodulolopezmelendez.blogspot.com/2021/10/el-olvido-los-flautistas.html

 

El Reporte Global, no se hace responsable de las opiniones emitidas en el presente artículo, las mismas son responsabilidad directa, única y exclusiva de su autor.

A %d blogueros les gusta esto: