Como el cuero seco

29 de diciembre, 2021

Por: José Ríos Lugo

Luego de varios años de múltiples sufrimientos, zozobras, incertidumbre, estrés e incluso hambre, en este 2021 un significativo numero de venezolanos han visto un pequeño respiro económico, que en comparación a 2018, 2019 y 2020, sin duda alguna, es notablemente mejor.

Lamentablemente, algunos venezolanos, en Venezuela y fuera de ella, han apostado y trabajado arduamente para el colapso total del país. Están convencidos que ahogando al pueblo venezolano en necesidades, miseria, hambre; haciéndolos vivir en la indigencia el país colapsará. Con lo cual esperan se genere una gran explosión social que se traduzca en el derrocamiento de Nicolás Maduro. Es el principio aquél de: “Sacrificar al secuestrado para atrapar al secuestrador”. He allí el por qué de las sanciones.

Nada más fuerte y verdadero que los hechos y los hechos públicos y notorios son la mayor muestra del fracaso de una política perversa, que sin duda alguna debe ser calificada como un crimen de Lesa Humanidad, que en algún momento su autores y promotores deben ser juzgados en conformidad a dicho delito. Al igual que deben ser juzgados los del gobierno de Maduro, que hayan incurrido en delitos.

Todas las políticas y acciones de aventuras violentas emprendidas en los últimos 5 años por una dirigencia política de oposición absolutamente mediocre y cuyos intereses no son los del país, sino los personales para la obtención de poder y dinero, fracasaron y solo lograron que Maduro se perpetrará en el poder, regalándole los espacios de poder, con la más inútiles de las estrategias, la de la abstención.

Hoy el venezolano, no se interesa en la política, la abandonó tal cual como fue él abandonado por los políticos. Hoy el venezolano está en modo reinventarse, luchar y trabajar duro, con persistencia y creatividad para sobrevivir y salir adelante.

Nos hemos convertido en el país con mayores emprendimientos de la región, la necesidad nos ha llevado a ello. Y aunque el país en su conjunto no se puede decir que ha mejorado, en lo individual cada venezolano ha luchado, se ha esforzado y ha trabajado para sobrevivir, mantener a los suyos y mejorar en algo su situación, aunque las grandes mayorías, se las siguen viendo muy negras, muchos han logrado avanzar algo y cubrir necesidades básicas.

El venezolano ha demostrado ser como el cuero seco: “Lo pisan por un lado y se levanta por el otro”. Ni las múltiples necesidades provocadas por un gobierno ineficiente e indolente y por una dirigencia opositora G4-interina, perversa y completamente alejada de las necesidades y sentir del pueblo, han logrado frenar su deseo de sobrevivir y de salir adelante, abriéndose paso con su propio esfuerzo. Lo mismo ha pasado, por cierto, con las empresas en Venezuela.

Rindo un merecido homenaje a un pueblo extraordinario, que más temprano que tarde aprenderá lo que tenga que aprender. Un pueblo cuyo destina es la prosperidad y la grandeza. ¡Viva Venezuela! ¡Vivan los venezolanos honestos y trabajadores! aquí y en cualquier lugar del planeta donde estén!. Feliz y prospero año nuevo para todos queridos amigos digitales.

 

@joserioslugo

 

 

El Reporte Global, no se hace responsable de las opiniones emitidas en el presente artículo, las mismas son responsabilidad directa, única y exclusiva de su autor.

 

A %d blogueros les gusta esto: