Como el avestruz

29 de diciembre, 2019

Desde hace varios años y en especial desde finales del 2017 hemos sido muchos los ciudadanos venezolanos, la sociedad civil, las instituciones, las ONG´S, los políticos y los partidos políticos que señalamos los graves errores que estaban cometiendo y que aún hoy siguen cometiendo los dirigentes de los partidos políticos que conforman el G4,  en la conducción de la oposición. Errores que han costado vidas y que llevaron y llevan a la oposición y al país por un despeñadero.

Advertimos: 1. Las sanciones económicas generales contra Venezuela son un grave error (las individuales a funcionarios corruptos y violadores de los DDHH no y deben profundizarse), pues no sacarán del poder a Maduro. Y era muy sencillo verlo. En ningún país del planeta han funcionado para acabar con dictadores y gobiernos autoritarios.  Por advertir eso, con salvajes campañas de guerra sucia en las RRSS, nos acusaron de “colaboracionistas” e intentaron lincharnos moralmente, descalificarnos, difamarnos y hasta amenazarnos a los que así lo señalamos. Hoy, hasta Fedecámaras, reconoce que las sanciones son “un gran error” que ha dañado y sigue dañando a la economía del país.

  1. Siempre hemos dicho que la única vía real y viable que está al alcance de nuestras manos, pues sí depende de nosotros, para salir de este autoritario, perverso y criminal gobierno es la NEGOCIACIÓN POLÍTICA y la PARTICIPACIÓN ELECTORAL, o sea el voto masivo de la ciudadanía. Hoy, TODOS LOS PAÍSES del globo terráqueo y organizaciones de la comunidad internacional nos dicen que es ese el camino, hasta el propio Estados Unidos.
  2. Igualmente dijimos que el “cese de la usurpación” solo se puede lograr a través de un proceso electoral, donde la gran mayoría de ese “más del 80% de los venezolanos” que se oponen a este gobierno voten masivamente. Bueno, nuevamente por atrevernos a decirlo nos acusaron de “colaboracionistas”. Hoy, hasta el Congreso de Estado Unidos, nos indica que hay que negociar y votar para poder lograr el cambio de gobierno que requiere Venezuela.
  3. Advertimos también que a través del Tiar, no se lograría nada, pues el Tiar es un tratado obsoleto que no tiene aplicabilidad en la actualidad. Han pasado varios meses desde su invocación y nada, otra oferta de salida inmediata que termina en frustración. Con el Tiar no sacaron a Maduro como prometió Guaidó y el G4.
  4. Recomendamos que había que ampliar la participación a todos los sectores de la oposición en el diálogo de Oslo-Barbados, que ese era el camino correcto a seguir. Pero, los que tienen el monopolio de la conducción de la oposición, no lo hicieron. Y como siempre solo participaron los mismos 4 partidos de siempre (VP, PJ, UNT y AD) que por asumirse como “mayoría” mantienen secuestrada la conducción de la oposición.

Igualmente señalamos que la estrategia de negociación que llevaron a Oslo-Barbados, la del  “todo o nada” era errada, Nuevamente hicieron oídos sordos y no lograron obtener ningún resultado positivo para el país con esa posición. Ahora, persisten en seguir errando y han descartado todo diálogo, aunque sabemos que como siempre lo han hecho, en secreto sí siguen dialogando con el gobierno. El doble discurso.

Indicamos sobre el peligro de caer en la tentación de caminos aventureros, pero, como siempre NO HICIERON CASO y protagonizaron la mamarrachada del 30A. 7. Hemos dicho, al igual que el profesor John Magdaleno (experto en el estudio de casos de transiciones a la democracia, más de 100 casos en todo el mundo estudiados), que hay que lograr el quiebre en los factores de poder que mantienen al gobierno. Que tenemos que acercarlos a nosotros pero, por el contrario, solo se han dedicado a crear mayores barreras con factores como las FANB, descalificándolos constantemente, insultándolos y hasta amenazándolos sobre que harán con ellos “una vez caiga el gobierno de Maduro”.

  1. Igualmente hemos dicho hasta el cansancio que hay que tender puentes con el chavismo descontento, que no quiere a Maduro (y representa en números un significativo porcentaje), sin embargo quienes conducen la oposición solo denigran de ellos y cada vez los alejan más y más.
  2. Propusimos que todos los factores que conforman la oposición deben buscar las coincidencias y al igual que pasó en 2015, alcanzar la UNIDAD DE PROPÓSITO, sin exclusiones, ni sectarismos, para poder lograr salir de este gobierno. Pero, para variar el G4 se ha negado a ello y sigue de oídos sordos y excluyendo. Son solo ellos y nadie más.
  3. Hemos advertido del peligro de no haber nombrado, este mismo año, en la AN, por consenso, al nuevo CNE. Qué eso es absoluta prioridad para el país, pero quienes tienen esa responsabilidad en la AN simplemente no lo hicieron. Así como tampoco aprobaron el financiamiento ofrecido por la CAF para mejorar el suministro de energía eléctrica en el Zulia y otros estados. Con lo cual nuevamente muestran su absoluta desconexión con las necesidades reales del pueblo y lo abandonan a su suerte. Privan sus intereses partidistas e individualistas.
  4. Siempre dijimos que el peor de los errores cometidos por la oposición es la absurda e inútil abstención que no logró nada positivo en 2005, cuando se le regaló la AN a los rojos y ellos nombraron a todos los integrantes de los poderes del Estado. Y que no ha logrado nada luego de esa fecha más que atornillar a Maduro.

A pesar de saber que los únicos triunfos de la oposición han sido electorales como: detener el cambio de la Constitución a socialista, ganando el referendo del 2007 contra Chávez, que estaba en su mejor momento de popularidad. Y en 2015 cuando obtuvimos la victoria en la AN por paliza, triunfo por cierto que nadie se lo esperaba. Gracias a la unidad de propósito de los factores que conforman la oposición que funcionó perfectamente y al voto masivo.

Cabe destacar que, sin lugar a dudas, con esa victoria quedó demostrado que las trampas del régimen no pudieron, ni podrán jamás  contra la organización, la unidad y el voto masivo de la oposición. También obtuvimos importantes alcaldías y gobernaciones a pesar de las trampas, ventajismo y la alta abstención.

Como se puede ver fácilmente TODOS los errores que han cometido los que hoy conducen la oposición, LOS ADVERTIMOS A TIEMPO, de manera que se han podido evitar muchas muertes y sufrimiento de nuestro pueblo, en especial de los más vulnerables. Se ha perdido un valioso tiempo y nos hemos alejado más y más del objetivo supremo como lo es salir de este gobierno. Pero, el G4 no escuchó, no escucha en el presente, no reflexiona y mucho menos rectifica. Persisten en cometer los mismos errores y hacerse los suecos.

En 2020 el reto de la oposición es: crear un plan en torno a una negociación política con el gobierno que cuente con el apoyo y la garantía de la comunidad internacional. Organizar a los partidos y al pueblo para participar masivamente en los procesos electorales que vengan, con un nuevo CNE, nombrado en consenso en la AN. Tal y como nos lo indican hoy, todos, TODOS los países de la tierra. Esperemos que los que monopolizan la conducción de la oposición no sigan como el avestruz; escondiendo la cabeza en la arena.

José Rios Lugo

 

A %d blogueros les gusta esto: