Carta al Niño Jesús. Eduardo Fernández

21 diciembre, 2018

Cada pueblo tiene su manera de celebrar ese acontecimiento. En Venezuela tenemos el pesebre y la tradición de escribirle cartas al Niño para que nos traiga todo aquello que hace la vida amable. Mi carta al Niño Jesús es para pedirle diez cosas:

Primero: más y mejor democracia. Quiero una Venezuela sin presos políticos, sin exiliados, sin perseguidos. Una Venezuela en donde se respete el estado de derecho y la primacía de la Constitución Nacional.

Segundo: quiero para Venezuela que se acabe la inflación y la recesión. Que haya progreso económico y bienestar para todas las familias.

Tercero: quiero que los pobres dejen de ser pobres. Que los hijos de las familias más pobres tengan acceso a la educación de calidad. Que todas las familias venezolanas tengan ingresos suficientes para comprar la cesta básica y la cesta alimentaria.

Cuarto: quiero que se acabe la corrupción. Que Venezuela se convierta en una democracia ejemplar en la que prevalezca la rectitud, la honestidad y el respeto a los bienes ajenos.

Quinto: quiero que los venezolanos tengamos más y mejor educación. Que Venezuela gane la batalla de la ciencia, de la tecnología, de la informática.

Sexto: quiero que en Venezuela prevalezca el amor y erradiquemos el odio. Que los venezolanos nos comprometamos con la civilización del amor, de la fraternidad, de la solidaridad.

Séptimo: quiero que los venezolanos podamos resolver todos nuestros problemas en paz, sin violencia. Solución pacifica de todas nuestras diferencias.

Octavo: quiero que seamos una República Civil con una Fuerza Armada digna, profesional, no deliberante, querida y respetada por todos.

Noveno: quiero un país en el que los servicios públicos funcionen: el agua, el transporte, la energía eléctrica, la policía, el aseo urbano.

Décimo: quiero una Venezuela que tenga relaciones cordiales con todos los países del mundo. Especialmente con los más cercanos como Colombia y Brasil, pero también con Estados Unidos y China, con España y con todos los países de la Comunidad Europea.

Querido Niño Jesús: A lo mejor mi carta te parece muy ambiciosa, pero es lo que yo quiero para mi país.

@EFernandezVE

A %d blogueros les gusta esto: