Actualidad

Ayuso el tren no pasa dos veces

26 de febrero, 2022

Por: Román Ibarra

Con gran angustia observo la crisis surgida en España, porque con ella, la democracia sigue sufriendo en manos de los menos preparados, o mejor dicho, conducida por la ambición desmedida de los hacedores de odio; corrupción y desesperanza, frustrando a sociedades enteras.

Conductas que van abriendo camino al populismo; personalismo, y autoritarismo con fórmulas ampliamente conocidas como las de Nicaragua, y Venezuela en las últimas décadas, y más añeja aún, la dictadura cubana.

En España no hay un ejercicio responsable en defensa de los intereses de la nación, como el de Adolfo Suárez; Felipe González; José María Aznar, y Mariano Rajoy, con virtudes y defectos, pero demócratas a carta cabal.

Hoy España surca los mares de la mediocridad de Rodríguez Zapatero, reencarnados en la presencia miserable de Pedro Sánchez en la Moncloa, y la sucesión de arteros ataques a la democracia y sus instituciones, con alianzas con Podemos, y luego con los separatistas catalanes, y nacionalistas vascos, todos estos últimos abiertamente enemigos de España y su unidad.

Pero cuando parecía imposible ver mayor horror, se nos presenta la acción criminal de Pablo Casado presidente de la alternativa democrática, como en una escena límite de las películas de mafiosos dispuestos a todo  para conseguir un objetivo, sin importar que con ello se lleven por delante todo el esfuerzo por la construcción de un país moderno, luego del oscurantismo representado por el Franquismo en 40 años.

La España rural, y empobrecida que dejó el Franquismo, fue relanzada a la modernidad por la democracia del Pacto de LA Moncloa, en un intento por alcanzar el desarrollo, logrado en buena medida, hoy menguada por parásitos que en su ambición personalista, poco les importa la destrucción del sistema del presente, y del futuro.

Casado urdió una trama contra la Presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para incriminarla falsamente en corrupción administrativa, utilizando para ello (des) información suministrada –nada más y nada menos- que por el Despacho de Hacienda del gobierno de Pedro Sánchez, en entrevistas de televisión, violando la presunción de inocencia, y sin acudir a la Fiscalía.

En su estúpida ambición por destruir toda sombra en su camino, primero destituyó como portavoz de su partido en el Congreso a Cayetana Álvarez de Toledo, por enfrentar al gobierno de Sánchez e Iglesias, y ahora a Isabel Díaz Ayuso, como si esta pretendiera convertirse en su competidora inmediata, cosa que ella ha negado.

Fue de tal torpeza la maniobra que le explotó en la cara, y obligó a los Barones del PP a convocar un congreso extraordinario del partido para designar un nuevo liderazgo interno. No obstante, le han dejado unos días más de ¨respiración artificial¨ para dar paso a una junta de consenso dirigida por el ultra conservador Presidente de Galícia, Alberto Núñez de Feijoo. Respetamos en la distancia la decisión del PP, pero cumplimos con recordar que Feijoo ha dicho que lo mejor es pactar con el Psoe. Si, con el Psoe que dirige Pedro Sánchez, destructor obsesivo de España.

En nuestra opinión, un relevo generacional es lo que reclama España, cansada de liderazgos mediocres y corrompidos como los citados, y hastiada del conservatismo que impera en los dos grandes partidos del stablisment.

La dirigente mejor valorada de toda España es Isabel Díaz Ayuso, quien con acción concreta ha convertido a Madrid en la más apetecida de todo el conjunto español. Sus buenas acciones y la aceptación de la militancia y más allá de este, la convierten en fuerte aspirante a dirigir el partido. Para quienes argumentan que está muy joven, vale la pena recordar que Felipe González fue Secretario General del Psoe a los 32 años, y Presidente de España a los 39. Señora Díaz Ayuso, el tren no pasa dos veces. Piénselo.

@romanibarra

 

El Reporte Global, no se hace responsable de las opiniones emitidas en el presente artículo, las mismas son responsabilidad directa, única y exclusiva de su autor.