11-S: A 19 años del ataque a las Torres Gemelas

 

Se conmemoran 19 años de la tragedia que enlutó a Estados Unidos y al mundo, cuando las Torres Gemelas colapsaron tras ataques aéreos, que dejaron un saldo de 2.996 personas muertas, incluidos 19 terroristas de Al Qaeda.

Al Qaeda, que tenía base en Afganistán, se encuentra hoy en un estado de caos. Luego de la muerte del principal cabecilla, hace 9 años, Osama bin Laden, fundador del grupo terrorista, abatido en la localidad de Abbottabad, Pakistán, por Estados Unidos, las fuerzas tratan de reorganizarse, luego de haber sido considerada una de las agrupaciones yihadistas más mortales, con miles de combatientes leales a su líder.

Al Qaeda hoy

De acuerdo con un reportaje de la BBC, “la filial en Siria fue silenciada en junio por una fuerza rival. En Yemen cayó derrotada a manos de rebeldes poco después de perder a su líder en un ataque con drones de EE.UU. Y el jefe de la filial en el Norte de África murió en un ataque de Francia en Mali, en junio, y todavía no tiene reemplazo”.

Entretanto, el dirigente de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, ha estado atípicamente ausente, dando pie a la especulación que pueda haber muerto o estar incapacitado.

El reportaje revela, sin embargo, que las filiales de al Qaeda en África, en Somalia y Mali, continúan siendo una poderosa fuerza.

La organización trata de agruparse, e “ideológicamente, al Qaeda enfrenta un dilema que le es familiar: modernizarse y demostrar flexibilidad para ganar adeptos entre musulmanes comunes y corrientes, y básicamente sobrevivir; o aferrarse a sus estrictos principios yihadistas y arriesgarse a alienar a los musulmanes”, señala la BBC.

Pero esas rutas tienen sus riesgos

La primera podría poner en peligro las credenciales del grupo extremista y generar cismas y la deserción de los miembros de línea dura, mientras que la segunda podría limitar significativamente la capacidad operacional, hasta el punto en que el grupo desaparezca.

La organización tiene sus dilemas, y debe afrontar además la realidad de que su fuerza y su poder no son los que en un momento fueron, en el mundo terrorista.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: